Viaje en autobús

Viaje en autobús

Camino de Santiago. Primer día.

Viaje en autobús desde Madrid a Ponferrada.

Madrugamos para llegar a mediodía y hacer ya la primera etapa a pié por la tarde.

A mitad del viaje voy al pequeño cuarto de baño.

En viajes cortos procuro evitar ir al baño, pues ni son cómodos ni suelen estar muy cuidados.

Efectivamente el estado de desorden y suciedad es el que uno espera dado el movimiento del autobús, lo difícil que es moverse en tan pequeño habitáculo y la poca preocupación que tenemos por espacios públicos que, al ser de todos, no son de nadie.

Bueno, pues el carácter del viaje y mi espíritu de hacer cosas en lo escondido, me llevan a ponerme en la obra de limpiarlo.

Y así, haciendo pañitos con trozos de papel higiénico limpio lo que puedo.

El autobús no deja de moverse y uno de los tubos de cartón ya desnudos del papel higiénico cae en el retrete, … pero no me hace desistir, estoy decidido a dejar este baño tan limpio como pueda, así es que lo cojo, lo tiro a la papelera y termino de recoger.

Me lavo finalmente las manos y salgo del cuartito con una sonrisa.

Me pregunto quien será el siguiente que lo use. Imagino que se sorprenderá de encontralo limpio y ordenado.

10 o 15 minutos después, mi mujer se levanta y va al baño. ¡ Qué sorpresa !, ¡Qué ilusión!, ¡Qué orgullo!.

Vuelve sin hacer ningún comentario. Y tampoco lo hago yo.

Creo que fué lo mejor del Camino de Santiago.