El Barrendero

Tras mucho cruzarme con el barrendero de nuestro barrio comienzo a saludarle con la mano desde el coche, y él me corresponde.

Continue Reading

Los botones de la camisa

Las camisas, como el resto de la ropa, llegan a mi armario sin esfuerzo por mi parte. Las dejo en el cesto de la ropa sucia y vuelven limpias, planchadas y oliendo a algún suavizante.

Continue Reading