El Escapulario

El Escapulario

La Orden de los Carmelitas nace en el monte Carmelo en tiempo de las cruzadas. Al poco deben emigrar a Europa, donde no son bien recibidos.

El 16 de Julio de 1251, como respuesta a las súplicas de auxilio a la oprimida Orden de los Carmelitas, La Virgen se presentó a San Simón Stock portando un escapulario en la mano y dándoselo le dijo: “Toma, hijo querido, este escapulario; será como la divisa de mi confraternidad, y para ti y todos los carmelitas, un signo especial de gracia; quienquiera que muera portándolo, no sufrirá el fuego eterno. Es la muestra de la salvación, una salvaguardia en peligros, un compromiso de paz y de concordia”.

En la Edad Media, muchos cristianos quisieron asociarse a las Órdenes religiosas fundadas entonces: Franciscanos, Dominicos, Agustinos,Carmelitas…buscando participar de su espiritualidad. Estas Órdenes dieron a los laicos un signo de unión y pertenencia: una parte de su hábito, como la capa, el cordón. Entre losCarmelitasse llegó a establecer el escapulario, reducido en tamaño, pero del mismo material que el hábito de los religiosos, como la señal de pertenencia a la Orden y expresión de su espiritualidad.

Su simbolismo y significado.

  • El amor y la protección maternal de María: El signo es un manto pequeño. Vemos como María cuando nace Jesús lo envuelve en un manto. La Madre siempre trata de cobijar a sus hijos. Envolver en su manto es una señal muy maternal de protección y cuidado. Señal de que nos envuelve en su amor maternal. Nos hace suyos. Igualmente Dios cubrió con un manto a Adán y Eva después de haber pecado, como símbolo de perdón. También Jonatán le dio su manto a David: símbolo de amistad,  Elías dio su manto a Eliseo y lo llenó de su espíritu en su partida y San Pablo nos invita a revestirnos de Cristo, de sus virtudes.
  • La Pertenencia a María: El escapulario es símbolo de consagración o pertenencia a María: reconocemos su misión maternal sobre nosotros, nos entregamos a ella para dejarnos guiar, enseñar, moldear por ella en su corazón. Así podremos ser instrumentos del Reino de su Hijo. Quien lleve el escapulario debe ser consciente de su consagración a Dios y a la Virgen y ser consecuente en sus pensamientos, palabras y obras.
  • El suave yugo de Cristo: Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré. Aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es llevadero, y mi carga ligera.”. (Mt 11:29-30). El escapulario simboliza ese yugo que Jesús nos invita a cargar pero que María nos ayuda a llevar. Quién lleva el escapulario debe identificarse como católico sin temor a los rechazos y dificultades que ese yugo le traiga.

Normas prácticas

  • El escapulario es impuesto, sólo la primera vez, por un sacerdote o por una persona autorizada.
  • Puede ser sustituido por una medalla que tenga por una parte la imagen del Sagrado Corazón de por la otra la de la Virgen.
  • El Escapulario exige un compromiso cristiano auténtico: vivir de acuerdo con las enseñanzas del evangelio recibir los sacramentos y profesar una devoción especial a María Santísima.

 

Fórmula de imposición

Recibe este Escapulario, signo de la relación especial con María, la Madre de Jesús, a quien te comprometes a imitar. Que este Escapulario te recuerde tu dignidad de cristiano, tu dedicación al servicio de los demás y a la imitación de María. Llévalo como señal de su protección y como signo de tu pertenencia a la familia del Carmelo, dispuesto a cumplir la voluntad de Dios y a empeñarte en el trabajo por la construcción de un mundo que responda a su plan de fraternidad, justicia y paz.